Cómo aprender oratoria contando historias

Cómo aprender oratoria contando historias

Aprender oratoria es muy fácil, sólo hacen falta tres cosas: practicar, practicar y practicar. Pero antes de practicar hace falta diseñar un plan de acción que tenga lógica y emoción. La lógica es el conocimiento que nosotros queremos transmitir y que además lo hemos contrastado con fuentes fiables. Y la emoción es la forma que utilizamos para transmitir ese conocimiento. Un recurso emocional que podemos emplear para conectar con nuestro público son las historias.

Las historias nos ayudan a sincronizar con nuestros oyentes. Cuando contamos una historia el cerebro de nuestro público libera oxitocina, una sustancia química asociada a la empatía que a su vez activa las neuronas espejo. Para nuestro cerebro es más sencillo acceder a la mente de los demás a través de las historias.

Y ahora te pregunto ¿sabes contar historias? si tu respuestas es no, tranquilo, es muy sencillo, solo tienes que seguir estos tres pasos:

Tres pasos para aprender a contar historias
Sigue estos tres pasos para aprender a contar historias
1º paso

El planteamiento: Toda historia debe tener un planteamiento donde presentes a tu personaje principal, expliques el contexto en el que se va a desarrollar la historia y cuál es el objetivo, problema o reto que va a resolver el protagonista.

2º paso

El nudo: Identifica los obstáculos, cuantas más barreras tenga que superar el personaje de la historia más vas a aumentar la curiosidad de tus oyentes y en consecuencia estarán más presentes escuchando lo que les estás contando. Además los obstáculos harán que tu personaje se convierta en un héroe ya que lo que se consigue con esfuerzo tiene más valor.

3º paso

El desenlace: Ahora toca sorprender a tu público, conviértete en mago y crea un efecto sorpresa que resuelva el problema del protagonista. Cuánto más creativo seas en este punto, más se acordarán de tu solución o de tu enseñanza.

Y colorín colorado este post ha terminado.

Si quieres aprender oratoria contando historias y además te apetece divertirte y pasar un buen rato, te animo a que te apuntes a mi próximo curso de oratoria para empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.